Economías Regionales en alerta por los altos costos energéticos, laborales, logísticos e impositivos