El déficit comercial de Argentina creció un 737% con respecto al año pasado