La industria del calzado pierde 600 empleos durante el 2018