La industria salvó el año con un crecimiento del 1,4%