La UIQ visitó la UNQ y su planta de Supersopa