Las ART le exigen al Estado hacerse cargo de USD 6000 millones en juicios laborales